Aun no ensillamos y ya cabalgamos.

¿Cuánto tiempo necesitará nuestro hijo para aprender la nueva lengua si al momento de mudarse al nuevo país tiene unos 10-12 años? Seguro que menos que sus padres.  ¿Pero qué significa menos? Con sus compañeros ya charlará con fluidez al pasar uno o dos años e incluso podrá contestar correctamente a sus profesores en las clases y podrá participar en los trabajos de grupo obviamente si sabe la materia. Y ¿por qué saca entonces peores notas en sus exámenes escritos si ya habla bien?  

Porque para poder escribir correctamente necesitará un conocimiento más profundo de la lengua del que utiliza en sus conversaciones cotidianas. Según la teoría de Cummins tardará unos 5-7 años hasta alcanzar el nivel de escritura que hubiera conseguido en su lengua materna con la misma edad. Es decir, no hagamos caso a nuestra primera impresión y no creamos que su capacidad de conversar en situaciones cotidianas corresponda a un nivel que le permita escribir igualmente bien. Sin embargo, la competencia que necesitará para crear textos escritos tampoco depende solamente de su nivel lingüístico. Es nuestro punto de partida para buscar posibilidades de apoyar a nuestro hijo a superar sus dificultades. 

Los elementos preparatorios de la escritura son fundamentales. No tiene importancia en qué lengua prepara el esbozo o anota las ideas de las que luego compondrá su redacción o descripción. Si sus ideas están sólidamente reunidas, por ejemplo, con la ayuda de un mapa conceptual, de este modo podrá cumplir su propósito incluso con un vocabulario más reducido y con formas gramaticales más simples. Pero lo que por lo menos resulta tan importante es la fase de la corrección. Después de terminar la redacción es fundamental dejar suficiente tiempo para el repaso, eventualmente comprobar las palabras y expresiones etc. en el diccionario o en el libro de gramática.

Para aprender el vocabulario de un tema determinado es recomendable buscar material en el idioma en que tiene previsto escribir el trabajo. Sin embargo, si el nivel de lengua de la persona no le permite leer textos más complejos, es preferible buscar ediciones más simples o materiales con mayor número de ilustraciones o incluso explicaciones en videos. Podrá primero leer en su primera lengua sobre el tema y solo después en la segunda, ya que de este modo le resultará más fácil entender el concepto y al identificar la terminología en una lengua más conocida reconocerá los elementos con más facilidad en la segunda y así podrá prepararse mejor para un trabajo escrito.  En resumen, para compensar las deficiencias de la lengua va bien reforzar el método de la escritura.

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .